¿Cómo identificar si eres víctima de violencia política de género?

La VPGM se manifiesta de distintas maneras. En el siguiente gráfico se identifican las 13 formas de VPGM que constan en nuestra ley (Artículo 280 del Código de la Democracia (COD)) y cuyo cometimiento constituye infracción electoral muy grave.

1

¿Qué finalidad tiene la VPGM?

La VPGM se la ejecuta con la finalidad de obstaculizar el ejercicio de los derechos de participación de las mujeres, llevándolas incluso a renunciar a sus cargos y abandonar su carrera política para preservar la masculinización de este espacio y con ello la estructura jerárquica de la sociedad patriarcal, donde se perpetúan la desigualdad y discriminación en contra de las mujeres.

"Esta violencia se orienta a acortar, suspender, impedir o restringir su accionar o el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o para inducirla u obligarla a que efectúe en contra de su voluntad una acción o incurra en una omisión, en el cumplimiento de sus funciones, incluida la falta de acceso a bienes públicos u otros recursos para el adecuado cumplimiento de sus responsabilidades" (Artículo 280, Código de la Democracia (COD)).

¿Cuándo se produce la VPGM?

La violencia de género contra las mujeres puede producirse a lo largo de toda la vida política activa sea partidista o social (sindical, comunitaria, defensoras de derechos humanos o feministas), sin embargo, se exacerba en los procesos en los que se disputan cargos de representación popular y en los distintos momentos que hacen parte del ciclo electoral.

En las elecciones internas en las que precandidatos hombres y mujeres compiten por un puesto en las listas de elección popular o en las elecciones a dignidades de los órganos directivos de las Organizaciones Políticas (OP), la violencia política contra las mujeres refleja la resistencia al cumplimiento de las reglas de paridad, secuencia y el mandato de posición que obliga a colocar a un porcentaje mínimo de candidatas como cabezas de listas para que sea aceptada la inscripción de candidaturas (artículos 3, 94 y 99 Código de la Democracia (COD)).

Paridad implica que las listas deben estar conformadas por igual número de mujeres que de hombres; secuencia que deben ir alternados un hombre y una mujer o viceversa y, el mandato de posición es una forma de paridad horizontal implica que del total de listas que presenta una OP un porcentaje debe estar encabezado por mujeres, es decir ocupar el primer lugar.

El día de las elecciones y cuando las candidatas asisten a sus recintos electorales para ejercer su derecho al voto, es un momento propicio para que simpatizantes de partidos opositores, funcionarios públicos de distintas instituciones y comunicadores sociales perpetren violencia política contra las mujeres. Los comentarios sobre la imagen de las mujeres, calificando o descalificándolas por la forma de vestir.

Durante el desempeño del cargo las formas de violencia más frecuentes incluyen la restricción de funciones o recursos para su desempeño adecuado; el impedimento para asumir cargos más relevantes como subrogar a autoridades que han dejado sus puestos por cualquier motivo.

La campaña electoral es el momento más álgido de la vida política de las mujeres al enfrentar distintas formas de violencia política desde opositores, integrantes de esta OP, de comunicadores/as de la ciudadanía en general y con frecuencia de integrantes de su propia familia. La violencia a través de las redes realizada de forma anónima o por personas con falsa identidad se destaca en la actualidad, pero también la destrucción de material electoral o el insulto y la difamación.

En la posesión al cargo e inmediatamente después, las mujeres pueden sufrir violencia política que las lleva incluso a renunciar a sus puestos. La renuncia esconde la violencia de la que fueron objeto y una estrategia de sus OP para sustituirlas con lo cual han burlado las reglas de paridad o mujeres como cabeza de listas.

¿Dónde puede producirse la VPGM?

VPGM

Una mujer puede ser víctima de VPGM cuando lleva una “vida pública y política” en alguno de los ámbitos de ejercicio del poder esto es: los poderes o funciones del estado como son la ejecutiva, legislativa y judicial, electoral y la de transparencia/ control social(Ver recomendación No 23 de la CEDAW).

Abarca entonces, todos los espacios de la administración pública donde se formulan y ejecutan las políticas para los niveles: internacional, nacional, regional y local; incluye también espacios organizados de la sociedad civil tales como: las OP (partidos y movimientos políticos) sindicatos, las asociaciones profesionales o industriales, las organizaciones femeninas y otras organizaciones comunitarias.

El ciberespacio se ha convertido hoy en día en el ámbito predilecto para la violencia política especialmente a través de las redes sociales. El anonimato y el distanciamiento son condiciones que facilitan la violencia política especialmente la simbólica.

No obstante que la violencia política se realiza principalmente en el espacio público, el espacio privado o familiar también puede representar un peligro para las mujeres.

Cuando familiares o la pareja, impiden o ejercen coerción en el ejercicio de la vida política de las mujeres, por ejemplo, cuando empleando violencia física, sexual, psicológica o patrimonial se impide el derecho al voto o la asistencia a eventos de carácter político.